Le metió tricota al Tricolor

Talleres le ganó con comodidad 3 – 1 a Colegiales, este Domingo por la tarde como visitante,  con dos goles de Ángel Prudencio y uno de Alejandro Aranda, mientras que Julián Rodríguez Seguer marcó un tanto para los de Munro,  simplemente para la estadística.  El equipo de Rodolfo Della Picca se impuso con claridad en el duelo; fue superior en todas las líneas, y con simpleza e inteligencia, aprovechó el desorden y el desconcierto defensivo del rival, y golpeó tres veces a un muy flojo Cole, que tuvo una tarde para el olvido. Pese al gran resultado obtenido, Cristian Godoy, terminó hospitalizado por una fractura expuesta de su dedo índice izquierdo, y Ángel Prudencio presenta doble fractura del pómulo derecho. Los de Escalada, atraviesan un pasaje inmejorable en el torneo Apertura: lleva siete partidos sin perder; sumó diecisiete de los últimos veintiún puntos que jugó; quedó en el sexto puesto y en zona de clasificación a la Copa Argentina 2020, y está a seis unidades del puntero Almirante Brown.

vs Colagiales 13 2019 20 09

Foto Ariel Cappelletti - Depto Prensa C. A. Talleres. Ángel Prudencio y compañia, celebran el primer gol.


Talleres obtuvo un gran triunfo como visitante. El tercero en esa condición, en la zaga de los siete últimos partidos disputados, que le permitió principalmente, alojarse en el sexto puesto, meterse en el grupo de aquellos que jugarían la próxima edición de la Copa Argentina, y mirar desde más de cerca, al puntero del certamen. Futbolísticamente, fue muy superior al rival y el resultado así lo evidenció.

Sin embargo, el comienzo de partido, mostró a Colegiales con una actitud agresiva en ataque, que solo pudo sostener durante los primeros cinco minutos, tratando de apabullar al enemigo, con envíos al área, y tres tiros de esquina en forma consecutiva que terminó ganando en la altura, producto de esa estrategia aplicada de arranque.

Pero el Albirrojo, tardó cinco minutos en acomodarse en la cancha. Bastaron un par de gritos del técnico Rodolfo Della Picca, para que el equipo encaje. Y cuando ello ocurrió, respondió bien y pegó primero.

A los cinco minutos, Ángel Prudencio apuró al arquero Mauricio Aquino y al defensor Brian Medina en una salida desde su arco, y con presión alta, Matías Sosa recuperó la pelota y la visita rompió la estructura defensiva del Tricolor. Así, Talleres logró desnudar todas las falencias del rival en defensa, y comenzó a abrir la puerta hacia el triunfo.

Unos minutos después, Alejandro Aranda interceptó un pase corto, hacia atrás, que el lateral Agustín Griguol quiso darle a su arquero, y Rodrigo Paillalef tuvo que salvar de cabeza y enviar la pelota al tiro de esquina. La alarma, estaba encendida en la última línea de Colegiales.

A los nueve minutos, y luego de no haber podido aprovechar ese córner a favor, Juan Manuel Trejo sacó rápido un lateral por la banda izquierda y habilitó a Alejandro Aranda, quien envió un centro atrás impecable, para que Ángel Prudencio solo empuje la bola al fondo de la red y marque el 1 – 0, antes que el reloj indique el tiempo de d10s.

En los minutos siguientes, los dirigidos por el Raul “El Pacha” Cardozo, buscaron reaccionar. Aunque nunca lograron incomodar verdaderamente a Ezequiel Cacace. Mediante un remate de larga distancia de Diego Magallanes, a los veinte minutos; y luego, con otro de Lucas González a los veintisiete, que se perdió por encima del travesaño y terminó en la calle, el Tricolor buscó el empate, sin tener nada de precisión.

La primera mala noticia para Rodolfo Della Picca, llegó a los treinta y dos minutos del partido. Debido a un choque con Adrián Maidana, Cristian Godoy sufrió la fractura expuesta de su dedo índice de la mano izquierda y no pudo continuar jugando. Por eso, el Entrenador, se vio obligado a introducir la primera variante y Luciano Vargas fue a la cancha, para cubrir la posición de primer marcador central.

Luego de unos minutos, en los que Talleres no logró dominar la pelota, el equipo de Escalada encontró el momento clave, para comenzar a quedarse definitivamente con el triunfo. Con un movimiento rápido, bien plantado en el centro del campo, Gabriel Seijas recuperó la pelota a la altura del círculo central y enarboló un preciso pase para Juan Manuel Trejo, que se mostraba por el sector izquierdo. El Tucumano, picó en diagonal hacia afuera, la acomodó con la cabeza y en el siguiente movimiento, desde el borde del área, metió un magnífico centro por la banda izquierda, para Alejandro Aranda, que bien posicionado en el borde del área chica, definió certeramente y marcó el 2 – 0, a los treinta y siete minutos de partido. Talleres ganaba 2 – 0 y era justo.

Ante un conjunto local perdido en la cancha, los dirigidos por Rodolfo “Fito” Della Picca comenzaron a desplegar su mejor fútbol. Y sobre el final de la primera mitad, tuvieron una chance para ampliar aún más el marcador. A los cuarenta y dos, tras un tiro libre y un cabezazo de Ángel Prudencio, el arquero Mauricio Aquino dio una cachetada a la pelota, y Nicolás Sainz le dio al arco luego que la misma quedó picando en el área, pero Brian Medina se interpuso y evitó el tercero del Tallarín.

Ya en la segunda mitad, el Tricolor pareció salir en búsqueda del descuento, para acortar la ventaja y meterse en partido. Pero eso, iba a ser solamente una impresión o más bien, una intención trunca. Porque el local, no logró ser protagonista jamás en el manejo y distribución de la pelota. Mientras, el Tallarín se replegó más ordenadamente en su campo, para cerrar el partido y liquidarlo, aprovechando las falencias y debilidades defensivas del elenco de Munro.

A los ocho minutos del complemento, con Talleres bien perfilado para la contra, la visita recuperó la pelota en su campo e hizo estragos. Gabriel Seijas anticipó, mordió y pasó la pelota; Juan Manuel Trejo, recibió ese pase, maniobró, pensó y abrió para la banda izquierda, donde se encontraba Alejandro Aranda. El delantero Santiagueño, envió un centro implacable al segundo palo para Ángel “Chiro” Prudencio, quien conectó esta vez de palomita y marcó el 3 – 0 que empezaba a bajarle el telón al partido. Era goleada Albirroja y premio para un conjunto, que había aplicado la fórmula indicada para doblegar a un rival muy pobre.

Con la goleada a favor y el partido prácticamente liquidado, el Tallarín administró con cautela sus movimientos ofensivos.

Sin embargo, cuando nada hacía prever que el local podía remontar el marcador, llegó el momento de la reacción de Colegiales. Primero, con un tiro libre de Diego Chavez, a los doce minutos, que fue controlado por Ezequiel Cacace. Y luego, con constantes ataques por la banda izquierda, que no alcanzaron a dañar.

A falta de veintitrés minutos para el final del partido, Julián Rodríguez Seguer conectó con la cabeza, un centro desde un tiro libre que ejecutó Ángel Cequeira por la banda izquierda de la ofensiva local, y colocó el 3 – 1 para dejar en vilo la definición del partido.

Lejos de complicarse en el trámite, Talleres dominó el partido en los veinte minutos restantes e inclusive pudo ampliar el marcador, mediante dos intervenciones punzantes de Alejandro Aranda, Pero éste, producto de la fatiga del intenso partido, falló en la definición en las dos oportunidades, a los veinticuatro y veinticinco minutos, de ese complemento. El arquero Mauricio Aquino, tapó bien en ambas acciones, que fueron muy similares además.

Ya a falta de ocho minutos para finalizar del cotejo, el local se iba a quedar con diez hombres infantilmente, debido a dos tarjetas amarillas consecutivas que se ganó Agustín Griguol, en menos de ciento veinte segundos. Las faltas, fueron provocadas por Dylan Vergara, que ya se encontraba en cancha, y el lateral se fue expulsado por doble amarilla. De ese modo, el Tallarín llegaba con más aire al cierre del pleito.

Fue victoria para Talleres por 3 – 1, importantísima, como visitante, porque el elenco de Remedios de Escalada logró meterse en el “club de la pelea”. El Albirrojo, se anima y toma confianza. Acumula siete encuentros sin conocer la derrota; ostenta un promedio envidiable de puntos cosechado en este segmento, y escala en la tabla de posiciones hasta el sexto lugar. Se metió entre aquellos que jugaría la Copa Argentina 2020, y sueña con llegar hasta lo más alto de la tabla, allí donde se ubica por ahora en soledad Almirante Brown, que lo aventaja por seis unidades.


SÍNTESIS:

COLEGIALES 1

Mauricio Aquino; Diego Magallanes, Rodrigo Paillalef, Brian Medina y Agustín Griguol; Lucas Faggioli (55’ Diego Chávez), Thiago Luna, Luis Zeballos (45’ Ángel Cequeira) y Lucas González; Jean Rosseau (64’ Julián Rodríguez Seguer) y Franco Toloza.

Suplentes: Alan Ferreyra; Ezequiel Vicente, Facundo Nasif y Facundo Monín.

DT: Raúl Cardozo.

TALLERES 3

Ezequiel Cacace; Patricio Romero, Cristian Godoy (35’ Luciano Vargas), Nicolás Sainz y Nicolás Malvacio; Matías Sosa, Gabriel Seijas, Adrián Maidana y Juan Manuel Trejo (73’ Maximiliano Badell; Alejandro Aranda (75’ Dylan Vergara) y Ángel Prudencio.

Suplentes: Lucas Zeiden, Agustín Sosa, Maximiliano Serrano y Gonzalo Suárez.

DT: Rodolfo Della Picca.

Goles: 9' y 53’ Ángel Prudencio y 37’ Alejandro Aranda (T).

Amonestados: Luis Zeballos y Ángel Cequeria (C); Patricio Romero (T).

Expulsado: 82’ Agustín Griguol (C).

Estadio: Colegiales (Buena).

Árbitro: Sebastián Bresba (Regular).

Asistentes: Mariano Cichetto y Jorge Frezzotti.

Cuarto Árbitro: Ezequiel Yasinski.

Recaudación: No fue suministrada.

Público: 400 personas aproximadamente.

 

 

 

 

 

 

Torneo 1° B 19/20 Clausura

Equipo
Jugados Puntos
1 Tristan Suarez 8 17
2 Comunicaciones 8 16
3 UAI - Urquiza 8 16
4 J. J. Urquiza 8 15
5 Acassuso 7 14
6 Villa San Carlos 8 13
7 Almirante Brown 8 12
8 Flandria 8 11
9 Los Andes 8 11
10 Colegiales 8 10
11 San Telmo 8 9
12 Def. Unidos 8 9
13 San Miguel 8 9
14 Argentino de Quilmes 7 8
15 Sacachispas 8 8
16 Deportivo Armenio 8 7
17 Talleres 8 6
18 Fenix 8 2