Solo un empate, en la Barranca

Talleres igualó 0 – 0 frente a Argentino de Quilmes, como visitante, en el estadio de la Barranca quilmeña, y pese a que tuvo chances para ganarlo, no supo como quebrar el marcador y se terminó quedando tan solo con un punto. En un juego discreto, el Tallarín fue superior al rival en algunos pasajes del partido, sobre todo en el último tramo del primer tiempo, pero otra vez no logró plasmarlo en el resultado. Sigue sufriendo por su falta de capacidad para definir y ganar los partidos, en esta segunda parte del Torneo. El Mate, con sus limitaciones, también generó algunas acciones de riesgo que logró controlar Ezequiel Cacace. Con empate, y la falta de triunfos en este primer tramo de Torneo Clausura, el Albirrojo quedó entre los últimos cinco de esta tabla y se despidió de la posibilidad de pelear por el primer ascenso. En tanto, en la Tabla General, todavía está dentro de la franja de los seis elencos que jugarían el Torneo Reducido por el segundo ascenso, aunque quedó al límite, y le respiran en la nuca los equipos que vienen empujando desde abajo. El Martes al mediodía, luego de un contacto entre la dirigencia y el Entrenador, Cristian Manfredi tuvo que dejar el cargo, dado que era clave el resultado de este compromiso ante el Mate, para su futuro; tras no conseguir el triunfo, los dirigentes pusieron fin a la Era Manfredi.

 

vs Argentino de Quilmes 26º 2021 09

Foto Depto. Prensa C. A. Talleres. Juan Miritello, intentaba convertir en esa acción.


El empate del Albirrojo 0 – 0 ante Argentino de Quilmes, como producto de las propias limitaciones del equipo para volver a obtener una victoria en el Torneo Clausura, dejó una dura consecuencia para este proceso 2021, en el que Talleres no logra superar la mediocridad de la mitad de la tabla. Casi veinticuatro horas después, la plana mayor de la dirigencia, mantuvo un conversación con el Entrenador Cristian Manfredi, y le puso fin a su ciclo como Director Técnico del Tallarín.

Como se lo había manifestado al propio Cristian Manfredi, la misma dirigencia durante la semana previa a este compromiso con el Mate, era condición indispensable, conseguir un triunfo en la Barranca Quilmeña, para que el Cuerpo Técnico pudiese continuar en su cargo. Ese objetivo, no se logró. Y la salida, se consumó.  

En lo que refiere estrictamente al partido, el encuentro tuvo en algunos pasajes, la intensidad que el mal estado del campo de juego exigía, para disputar el balón y construir acciones interesantes. Sin embargo, el Tallarín de Cristian Manfredi, volvió a fallar en la definición, en aquellas situaciones que generó. Y lo pago muy caro.

A los once minutos recién, se produjo la primera interesante en el partido. Llegó un tiro libre ejecutado por Marcelo Vidal. El balón, fue eyectado hacia Iván Tierno, quien estaba en posición  fuera de juego, aunque alcanzó a meter un centro bombeado a la cabeza de Matías Domínguez, quien logró empujarla a la red. Sin embargo, la acción fue anulada por Kevin Alegre. Avisaba el Mate.

Como atenuante, el campo de juego no ayudaba a ninguno de los dos elencos. La pelota picaba mal y algunos jugadores se resbalaban.

Poco ocurrió, durante la primera media hora. Todo cambió, cuando Talleres presionó y fue decidido a buscarlo. El elenco de Escalada, sabía que dentro de la cancha, debía elaborar acciones más contratas para intentar ganar el partido; debía arriesgar, un poco más que en los últimos compromisos.

La primera que tuvo, fue a los treinta y tres minutos, luego de una descarga de Alejandro Noriega con Sasha Marcich. El lateral izquierdo, buscó a Juan Miritello y éste, lo vio solo a Fabián Monserrat por la derecha, quien advirtió que el arquero Juan Ignacio Morales estaba mal posicionado y remató al arco. La pelota se fue desviada, muy cerca del palo izquierdo.

Dos minutos más tarde, a los treinta y cinco minutos, Talleres tuvo un tiro libre, que ejecutó Fernando Enrique a la cabeza de Juan Miritello. El delantero, le dio con mucha violencia a ese balón, que sacó extraordinariamente con su mano, el arquero Juan Ignacio Morales, sobre el ángulo izquierdo.

El equipo de Escalada, no frenó su intensidad, en ese pasaje del partido. Y a los treinta y ocho minutos, otra vez aguantó la pelota Alejandro Noriega. Abrió para Fabián Monserrat, quien detectó como se proyectaba Luis Monge a toda velocidad. Y el lateral por la derecha, recibió y remató al primer palo. La pelota, se perdió por encima del travesaño.

Estaba a punto de culminar la primera mitad y el Albirrojo seguía buscando el arco rival. Faltando tres minutos para el final, tuvo otra acción de peligro, a través de un centro Alejandro Noriega, que Juan Miritello no pudo conectar bien. Esta vez, el balón se marchó cerca del arco local, pegando contra un cartel de publicidad.

Cuando era todo del Tallarín, en ese final del primer tiempo, tuvo una clarísima Argentino de Quilmes. Ejecutaron rápido un tiro libre, que sorprendió a la defensa oponente, en especial a Cristian Godoy, quien le pifio a la pelota y Franco Sosa, definió a la humanidad de Ezequiel Cacace, que reaccionó de buena manera.

Así concluía la primera mitad, en la cual Talleres fue superior y asumió más protagonismo, sobre todo en el último cuarto de hora. Aunque no logró concretar en la red, esa leve ventaja que ostentó sobre el Mate. Mientras, quedaba claro que su adversario, jugaba estratégicamente, apostando al error del Tallarín. Y estuvo cerca de concretar, sobre el cierre del primer capítulo.

El segundo tiempo, comenzó mejor para el Mate. El elenco de Jorge Vendakis, buscó ser protagonista en los primeros minutos del complemento, intentando llevarse por delante a la visita.

A los cinco minutos, llegaría la primera nítida. De un tiro de esquina ejecutado por Jonathan Cañete, la pelota le quedó en un rebote a Franco Sosa, quien envió un centro atrás. Entonces, el esférico llego a los pies de Marcelo Vidal, que remató e impactó contra la humanidad de Nicolás Malvacio. El rebote, fue capturado por Matías Domínguez, en el área chica, y con una notable doble tapada, el arquero Ezequiel Cacace obturó la chance de gol.

Respondió rápido Talleres. A los siete minutos, tuvo un tiro libre, ideal para un centro, que lo ejecutó Sasha Marcich a la cabeza de Iván Becker. Y el mediocampista central, conectó un buen cabezazo bajo, haciendo volar al arquero Juan Ignacio Morales.

A los doce minutos, se generó otra maniobra de vértigo, en una vibrante combinación entre Sasha Marcich y Fernando Enrique. El lateral izquierdo, entró al área como un delantero más, buscando su gol. Sin embargo, otra vez, lo impidió el arquero del club primer club Criollo, que empezaba a ser figura.

Talleres seguía insistiendo y llegaba al área, aunque no lograba convertir con un tanto. A los trece minutos, Alejandro Noriega abrió para Luis Monge. Éste, lo vio sólo a Sasha Marcich y tiro un centro a la cabeza del mismísimo Alejandro Noriega, que no llegó a conectar con Tomas Díaz -ingresó en el arranque del segundo tiempo, por Fabián Monserrat-, en lo que podría haber sido el primero de la tarde.

El partido, bajó un poco su intensidad y recién a los veintiséis minutos, cuando Tomas Díaz estaba en el piso por una falta y se levantaba ante los gritos de sus compañeros, Gabriel Arce abrió para para Alejandro Noriega, que la luchó como todo el partido. Y finalmente, le quedó a Juan Miritello, que no pudo definir cómodo, mientras volvió a sacar el arquero Morales.

Argentino de Quilmes, logró emparejar el trámite del partido, a media que el Tallarín fue disminuyendo su intensidad y participación en ataque. Y se animó un poco más en ofensiva, a partir de los treinta minutos de esa segunda parte.

En ese contexto, a los treinta y tres minutos, el Mate llegó con un centro de Walter Hermoso, que encontró el cabezazo forzado de Julián Vivas, e hizo estirar a Ezequiel Cacace bien abajo, contra su palo izquierdo, para enviar la pelota al tiro de esquina.

Sin Fernando Enrique en la cancha, que había sido sustituido por Gabriel Arce, Cristian Manfredi decidió reemplazar a Juan Miritello por Ignacio Ruano, faltando nueve minutos para cumplirse el tiempo reglamentario. Seguramente, lo hizo buscando que no se ganara la amarilla y evitar que se perdiese el clásico ante Los Andes. De ese modo, el Albirrojo resignó en aquel movimiento, el cincuenta por ciento de su potencia ofensiva. A tal punto que, luego de la salida del goleador de Talleres en la Temporada, los visitantes no volvieron a inquietar en el área.

Mientras tanto, a los treinta y siete minutos, apareció otro tiro libre muy peligroso para el local. Había tres hombres para ejecutarlo, Matías Billordo, Marcelo Vidal y Jonatán Cañete. Finalmente, lo ejecuto el lateral izquierdo, Matías Billordo, al palo donde se encontraba el arquero de Escalada. Y la contuvo, sin complicaciones.

Los minutos se fueron escurriendo, en un terreno que presentaba una condición cada vez más barrosa. Y ambos elencos, se resignaron a dividir los puntos, sin dejar mayores emociones como saldo.

Así terminó el partido. Y la Era de Cristian Manfredi, al frente del equipo Tallarín. El empate consumado en la Barranca, precipitó en horas del Martes, la salida del técnico de su cargo, a instancias del análisis efectuado por las autoridades más importantes del Albirrojo, que habían estipulado con el Cuerpo Técnico, como objetivo inmediato para su continuidad, ganar el duelo en Quilmes. Horas después de haber finalizado el partido, los dirigentes resolvieron cerrar la etapa de Cristian Manfredi como técnico, y prefirieron apostar por un cambio de Entrenador, para buscar remontar la situación.

Más allá del rendimiento irregular del equipo, aquellos perdió o regaló, y lo que no supo capitalizar; disputado este primer tramo del Torneo Clausura, la producción de Talleres en el certamen es mala. Quedó decimotercer en la tabla del Torneo Clausura; ganó un solo partido, de los ocho jugados en este segundo torneo; hace seis partidos que no triunfa; arrastra cinco cotejos sin victorias en el Pablo Comelli. Y como producto de esta flojísima cosecha, apenas por un punto, aún se encuentra en la zona de equipos que disputaría el Torneo Reducido, si el campeonato finalizara ahora e hipotéticamente, Colegiales -ganador del Apertura- y Flandria -puntero del Clausura-, jugaran la final por el primer ascenso.

De todos modos, la irregularidad del rendimiento de este Talleres a lo largo de la Temporada, consumidos ya tres cuartos de la misma, y la inmediata incursión de un cuarto Cuerpo Técnico para comandar al equipo en los últimos cinco meses, evidencian que no será sencillo cumplir con el primer y mínimo objetivo trazado, para clasificar y disputar el Torneo Reducido.


SISTESIS:

ARGENTINO DE QUILMES 0

Juan Ignacio Morales; Fabrizio Acosta, Juan Manuel Piedra, Nicolás Herrera y Matías Billordo; Marcelo Vidal, Iván Tierno y Matías Martínez (61’ Walter Hermoso); Jonathan Cañete (87’ Juan Cruz Anastasio), Matías Domínguez (61’ Julián Vivas) y Franco Sosa.

Suplentes: Matías Mansilla; Darwin Palacios, Gustavo Escobar y Nahuel Figueredo.

DT: Jorge Vendakis.

TALLERES 0

Ezequiel Cacace; Luis Monge, Cristian Godoy, Nicolás Sainz, Nicolás Malvacio y Sasha Marcich; Fernando Enrique (69’ Gabriel Arce), Iván Becker y Fabián Monserrat (45’ Tomás Díaz); Juan Miritello (81’ Ignacio Ruano) y Alejandro Noriega.

Suplentes: Lucas Zeiden, Luciano Vargas, Patricio Romero y Facundo Britos.

DT: Cristian Manfredi.

Amonestados: Marcelo Vidal y Nicolás Herrera (AQ); Fabián Monserrat e Iván Becker (T).

Estadio: Argentino de Quilmes (Mala).

Árbitro: Kevin Alegre (Regular).

Asistentes: Diego Barón y Pablo Pastor.

Cuarto Árbitro: Nicolás Kresta.

Recaudación: A puertas cerradas.

Público: 80 personas aproximadamente.