Ganó y metió presión

El Albirrojo derrotó 2 – 1 a Defensores Unidos (Zárate), en el mediodía del Domingo, en Remedios de Escalada, y sumó tres puntos clave, ante un rival históricamente complicado. El conjunto dirigido por Fabián Lisa, aprovechó de arranque, las oportunidades que se le presentaron y luego, justificó ampliamente la victoria. Marco Lambert, anotó el primer gol, a los nueve minutos y destrabó el trámite. Luego, Franco Pulicastro presionó en la salida al arquero Mauricio Aquino y en un despeje fallido del portero fuera del área, la pelota rebotó en el cuerpo del atacante y terminó dentro del arco. De allí hasta el cierre de la primera parte, Talleres se impuso categóricamente, mostró su mejor nivel de juego y desperdició algunas chances muy nítidas. En el complemento, los de Zárate mostraron otra impronta, aunque les costó llegar con claridad, y el Tallarín pretendió liquidarlo con contragolpes. No obstante, Martín Giménez descontó a los treinta y cuatro minutos para meterle suspenso, aunque los dirigidos por Reinaldo Merlo no tuvieron mayores recursos para alcanzar la igualdad. El elenco de Escalada, llegó a los veintiún puntos y quedó a tres puntos de los líderes, Comunicaciones e Ituzaingó, pero debe quedar libre en la próxima fecha y solo tiene nueve puntos por disputar de aquí al cierre del Apertura 2022. De todos modos, el balance en el análisis de los últimos siete partidos, indica que el equipo ganó cinco, empató uno y solo perdió el restante, reflejando una ecuación matemática muy esperanzadora, si lograra transformarla en una constante en lo que queda de la Temporada.

vs Defensores Unidos 13º 2022 10

Foto Mono Gómez. Marco Lambert corre alocadamente, festejando su primer tanto.


Una victoria valiosa, consolidó Talleres este Domingo. Defensores Unidos, nunca ha sido un rival sencillo para el conjunto de Remedios de Escalada, a lo largo de la historia. Tal vez por ello, cobra mayor relevancia, en el Universo Albirrojo. Fue contundente y auspiciosa. Llenó de regocijo el alma del hincha Tallarín, que pretende encontrar a su elenco superando este tipo de pruebas de carácter, frente a un encumbrado Celeste de Zárate, conducido por el reconocidísimo Reinaldo Carlos Merlo.

Aunque lo más sustancial, tiene que ver con la cosecha de tres puntos, que le permiten al menos por ahora, quedar ubicado a tres puntos de los líderes, cuando restan cuatro fechas para el cierre del Torneo Apertura, y el equipo de Fabián Lisa debe quedar libre en la próxima jornada.

En el arranque, la primera situación del partido fue para Talleres. A los cuatro minutos, Lucas Farías controló la pelota y abrió hacia el sector izquierdo para Alejandro Aranda, que desde el vértice del área engancho y sacó el remate cruzado, que pasó cerca del ángulo izquierdo del arco defendido por Mauricio Aquino.

En esos primeros minutos, el partido era desprolijo. Y el estado del campo de juego, no ayudaba. Además, el Albirrojo no tenía todo bajo control. Sufría cada vez que salía jugando desde el arco. Arriesgaba más de lo debido, mientras Defensores presionaba en la salida con Javier Velázquez y Martín Giménez, como armas de ataque.

A los nueve minutos, llegó la primera alegría de la tarde. Alejandro Aranda, cambió de frente el balón para Patricio Romero, que se había proyectado por la derecha. El lateral diestro, combinó un buen pase para Lucas Farías. Y éste, propulsó un remate cruzado que terminó saliendo como una asistencia a Marco Lambert, quien como si fuese un delantero más, apareció por el segundo palo, para convertir el gol y romper la hegemonía del cero. Talleres  se ponía en ventaja 1 – 0, en el Pablo Comelli.

El local, no se conformó con ese gol tempranero. Puso el pie en el acelerador. Fue por más. Y lo consiguió, más pronto de lo esperado, por tenacidad.

A los veintiún minutos, encontró lo que deseaba. Luchó la pelota Franco Pulicastro, primero frente a Maximiliano Coronel, en la mitad del campo, y terminó rebotando en su espalda. Automáticamente, salió disparado como una flecha para disputar ese balón, frente al arquero Mauricio Aquino, que se confío fuera de su área y cuando quiso rechazarla, rebotó otra vez en Franco Pulicastro. Con mala fortuna para el arquero, la bola recorrió un camino inexorable hacia el arco, mientras el delantero de Talleres le ganó el duelo cuerpo a cuerpo al mismísimo Mauricio Aquino, para cubrirla y terminar de empujarla cuando ya había traspasado la línea de gol. Gran mérito de Franco Pulicastro, por su actitud de gladiador, más allá del yerro grosero del portero. Así, el Tallarín estiraba la cuenta, y ganaba 2 – 0 en un resultado que era muy holgado, para lo que había sucedido hasta allí en el encuentro.

De allí en adelante, el protagonista con la pelota fue Talleres, y el dominio territorial lo ejerció con solvencia. El elenco de Fabián Lisa, se impuso en la presión y marca individual, mostrando una superioridad pocas veces vista antes en esta temporada.

La visita, sintió el impacto de los goles sufridos. Recién en veintiocho minutos, se ánimo Defensores Unidos, a través de un tiro de esquina ejecutado por Martín Giménez, que cabeceo como pudo Maximiliano Coronel. Pero Mauro Casoli, con firmeza, la contuvo sin dar rebote.

En ese pasaje, el Celeste llegó nuevamente, con una pelota parada. Esta vez, a los treinta y dos minutos, mediante un tiro libre. El encargado fue Martín Giménez, desde el vértice del área grande; tocó para Franco Schiavoni, que buscó conectar el centro, pero terminó resolviendo con un remate, que controló sin dar rebote Mauro Casoli.

El Albirrojo, apretó el paso nuevamente, en búsqueda de algo más. A los cuarenta minutos, se volvió hacer dueño de la pelota. Y en una combinación entre Luciano Arcuri y Fernando Enrique -dos puntos muy altos del equipo, sobre todo la actuación del hombre surgido de la cantera-, este último lo habilitó a Lucas Farías, que asomó solo por el sector izquierdo. Pero el extremo, penetró tirando una diagonal en el área, aunque no pudo darle la suficiente dirección a su remate. Y el arquero Mauricio Aquino, rechazó primero con sus manos y luego, pudo controlarla tras un rebote en Maximiliano Ortigoza.

Seguía siendo superior Talleres. Tan solo dos minutos más tarde, a los cuarenta y dos minutos, seguía tocando el equipo local, ganándose los aplausos del público. En ese momento, luego de un centro pasado de Fernando Enrique, apareció la figura de Lucas Farías por izquierda, que engancho para adentro y le dio fuerte a su remate, buscando anotar el tercero. Sin embargo nuevamente, Mauricio Aquino le negó la posibilidad de anotar.

El primer tiempo culminó, con una imagen muy alta del local, en su volumen de juego y modo en que se impuso a un rival con oficio, de buena campaña en el certamen.

El segundo tiempo, tendría otros matices. Tras los gritos y reproches de Reinaldo Merlo a sus dirigidos en el vestuario, durante el entre tiempo, los Zarateños mostraron otra actitud en el campo. Defensores Unidos, salió decidido en la segunda mitad, a tratar de alcanzar el gol del descuento. Con dos variantes en la mitad del terreno, los ingresos de Rodrigo Hernández y Santiago Rivas, por Franco Schiavoni y Axel Penoni, respectivamente, buscó mayor profundidad por las bandas.

En tan solo tres minutos del complemento, el recién ingresado Santiago Rivas, le ganó a todos en velocidad y entró por izquierda, para descontar. Sin embargo, Mauro Casoli le achicó bien el ángulo de tiro, y respondió mandando la pelota al tiro de esquina.

De todos modos, el Tallarín entendió que no podía darle ventajas al rival, pese a administrar un resultado que le era favorable. Reaccionó favorablemente, tras esa primera embestida.

Con el espíritu de liquidar el pleito, Talleres logró generar algunas situaciones claras, que no pudo concretar. Y por ello, padeció sobre el final del partido.

Primero, a los quince minutos. Alejandro Aranda, asistió con un centro a Lucas Farías, que entró solo por la izquierda, pero no pudo rematar cómodo y Mauricio Aquino, contuvo. Se le seguía negando el gol al ex atacante de San Telmo.

La siguiente, llegó un minuto más tarde, a los dieciséis. Se conectaron los tres hombres de arriba. Lucas Farías, rompió en el vacio por izquierda y descargó con Franco Pulicastro, quien apareció a toda velocidad por el carril central. El referente de área, jugó con Alejandro Aranda; y el santiagueño, volvió  a combinar con Franco Pulicastro, quien quedó mano a mano frente al arquero. Por en esta ocasión, la maniobra fue muy rápida, y terminó impactando la bocha con la punta de su pie, para que el disparo salga muy desviado. 

Veintiún minutos marcaba el reloj, y el Tallarín no podía cerrar la victoria. Tiro libre en tres cuartos de cancha, por derecha. El encargado, fue Fernando Enrique. Tiró el centro al área y conectó Nicolás Malvacio, con un cabezazo bombeado que no llegó a inquietar a Mauricio Aquino.

A todo esto, el conjunto conducido por Fabián Lisa, se relajó a partir de la diferencia de la que gozaba en el marcador, cuando aún quedaban más de veinte minutos por delante.

Con poca caudal de juego y discreta intensidad, el Celeste de Mostaza, anhelaba el descuento que un rato después, consiguió.

A falta de once minutos del final, a los treinta y cuatro minutos, descontó Defensores Unidos. Un lateral de Maximiliano Ortigoza desde la derecha, llegó para Javier Velázquez, que la aguantó bien con el cuerpo, dentro del área y devolvió para el autor del saque de banda. Allí, Maximiliano Ortigoza pareció en acción de nuevo y tiró el centro al segundo palo, para que Martín Giménez le gane en la cancha de arriba a Patricio Romero y devuelva la esperanza al equipo de Reinaldo Merlo. El tanteador, ahora estaba 2 – 1 en favor de Talleres.

Pero a la visita, no alcanzó con ese gol. No tuvo fuerza ni supo inquietar a la defensa rival, como para poder igualar. Los minutos se consumieron, sin que pueda resolver favorablemente en ofensiva.

Con puntos muy altos en lo individual, el local dio señales concretas de buscar cerrar el partido. Fabián Monserrat y Luis Monge ingresaron gradualmente durante los últimos quince minutos, para obturar la embestida del oponente.

La última jugada punzante del partido, fue para Talleres. A los cuarenta y dos minutos, Marco Lambert controló un centro de Luis Monge, que llovió desde la derecha al área. Descargó luego, con Franco Pulicastro, quien aguantó la pelota de espaldas al arco y conectó hacia atrás con Matías Sosa, que enganchó y remató al palo izquierdo de Mauricio Aquino. Sin embargo, el arquero voló y sacó esa pelota al tiro de esquina.

Por último, en el quinto minuto adicionado, cuando el Albirrojo mostraba pocas intensiones de seguir jugando, y luego que el primer asistente Martín Giampaolo cobró un fuera de juego, los de Zárate se quedaron con uno menos, en el último instante de la tarde. Facundo Laumann perdió la cabeza y fue director a golpear al asistente, recriminándole por la posición prohibida marcada. Allí, en el sector lateral próximo a los bancos de suplente, tuvo que ser separado por sus compañeros y hasta por el propio Fabián Lisa, ganándose la tarjeta roja que le motró el árbitro Juan Pafundi, como sanción a una reacción absolutamente desmedida.

El final del partido trajo satisfacción y la felicidad del público Albirrojo, por la obtención de los tres puntos. Ganó un partido complicado y bravo, pese a no haber podido definirlo con mayor tranquilidad a partir de alguna de las situaciones que se le presentaron.

Los de Remedios de Escalada, siguen en franca remontada. En este último módulo, de siete partidos disputados, obtuvo cinco victorias; una igualdad -que pudo ser triunfo- y una derrota; es decir, dieciséis unidades sobre veintiuna disputadas. Estos números, tomando el parcial mencionado, son francamente alentadores.

No obstante, y como consecuencia de lo que fue su flojo andar en el arranque del certámen, aún cuando ha quedado a tres unidades de los punteros Comunicaciones e Ituzaingó, debe esperar quedando libre en la próxima fecha (14º jornada), lo que ocurra con estos elencos y sus escoltas, Fénix y Armenio, quien superan al Tallarín por un punto, para saber si tendrá chances reales -más allá de la matemática-, de llegar a disputar el primer puesto, en el tramo final de los tres últimos partidos de este incierto Apertura 2022 de la Primera B.


SISTESIS:

TALLERES 2

Mauro Casoli; Patricio Romero, Cristián Godoy, Nicolás Malvacio y Marco Lambert; Norberto Palmieri; Luciano Arcuri (86’ Diogo Guzmán) y Fernando Enrique (77’ Fabián Monserrat); Alejandro Aranda (86’ Luis Monge), Franco Pulicastro (91’ Jonatan Benedetti) y Lucas Farías (77’ Matías Sosa).

Suplentes: Nicolás Rodríguez y Nicolás Montserrat. 

DT: Fabián Lisa.

DEFENSORES UNIDOS 1

Mauricio Aquino; Maximiliano Ortigoza, Facundo Laumann, Maximiliano Coronel y Federico Cataldi; Franco Schiavoni (45’ Rodrigo Hernández) (92’ Juan Cruz Vera Borda), Alejo Macelli (65’ Bahiano García), Ricardo Priori (56’ Claudio Francés) y Alex Penoni (45’ Santiago Rivas); Javier Velázquez y Martín Giménez.

Suplentes: Carlos Marques Semeao y Lisandro Mercuri.

DT: Reinaldo Merlo.

Goles: 9' Marco Lambert y 21’ Franco Pulicastro (T); 79' Martín Giménez (DU).

Amonestados: Cristian Godoy (T); Maximiliano Coronel y Martín Giménez (DU).

Expulsado: 95’ Facundo Laumann (DU).

Estadio: Talleres (Regular).

Árbitro: Juan Pafundi (Regular).

Asistentes: Martín Giampaolo y Uriel García.

Cuarto Árbitro: Edgardo Zamora.

Recaudación: No fue suministrada.

Público: 2000 personas aproximadamente.


vs Defensores Unidos 13º 2022 21

Foto Mono Gómez. Franco Pilicastro, cubre el recorrido de la pelota y asegura su gol.

vs Defensores Unidos 13º 2022 22

Foto Mono Gómez. La pelota en el fondo de la red y Franco Pilicastro, disfruta su gol.

vs Defensores Unidos 13º 2022 11

Foto Mono Gómez. Lucas Farías, no estuvo fino en la definición y se le negó el gol.

vs Defensores Unidos 13º 2022 03

 Foto Mono Gómez. El Lateral Marco Lambert , actuando en defensa, en la salida del equipo.

vs Defensores Unidos 13º 2022 08

 Foto Mono Gómez. El Mediocampista Luciano Arcuri, fue uno de los puntos más altos del equipo.

vs Defensores Unidos 13º 2022 99

 Foto Mono Gómez. Los futbolistas de Talleres, saludan a su gente luego del importante triunfo.