Un poco mas de lo mismo

Talleres no pasó del empate con CADU, y con apenas nueve fecha disputadas ya quedó a 13 unidades de la punta. Otra vez, fueron los juveniles los que sacaron la cara por el equipo, que sigue sin ganar en Escalada.

vscadu1-10

Un denominador común que se repite desde que Talleres juega en la Primera C es que, por ser siempre candidato, los rivales llegan a Escalada con la intención de jugar mezquinamente para arrebatar un punto. Y es cierto también que el estadio de Timote y Castro fue el lugar desde el cual se sostuvieron las campañas pasadas –aun con los resultados finales obtenidos- en las que se consiguieron 16 triunfos, 8 empates y 6 derrotas en los 30 partidos postdescenso disputados como local.

De las dos conclusiones, una se repite en la presente campaña porque tanto Español, Midland, Excursionistas y Defensores Unidos llegaron con la premisa de refugiarse atrás y aprovechar alguna jugada de contra. Y los visitantes lograron su cometido, porque a pesar de las pocas chances ocasionadas, saben que siempre tiene un gol garantizado.

Como consecuencia, la otra conclusión no se cumple. Talleres apenas sumó dos puntos en casa y en los cuatro encuentros que disputó como local siempre estuvo en desventaja. Algunos protagonistas hablan de la presión del hincha, pero no hay que olvidarse que el hincha responde en las tribunas a lo que se produce dentro de la cancha.

Ayer, los tibios aplausos del final fueron señal de la leve mejoría que mostró el equipo de Ruggero. Con sus limitaciones, buscó desde el minuto cero y creó algunas situaciones de gol para ponerse en ventaja primero, para empatar y para ganar después. También cometió varios errores infantiles (tres saques de meta fueron directo al lateral, una pelota perdida en ataque terminó en gol, etc.) y volvió a evidenciar la falta de jerarquía de algunos jugadores para ser titulares de Talleres. Lo que sí queda claro fecha tras fecha es que si Jonathan Lezcano, Marcos Doracio o Maxi Rodríguez no se inspiran, poco hay para esperar del rendimiento del equipo.

Jugado el primer cuarto del torneo, Talleres continua su marcha lenta en el pelotón de mitad de tabla que antes que finalice la primera rueda suele despedirse de cualquier pretensión de pelear por el campeonato. En nueve fechas, Osvaldo Ruggero y sus muchachos apenas cosecharon 10 puntos y quedaron a 13 del líder UAI-Urquiza y a 6 del colista Luján. Si el andar irregular se mantiene no faltará mucho para empezar a hablar de refuerzos, salidas y venidas. Aunque se enojen aquellos que disfrutan de su tiempo libre analizando lo que se escribe en una pagina de Internet.